63 Views |  1

La revolución de la fotografía en tu mano

EMPRESA                      Instagramers.com
SECTOR Redes sociales / comunidad
NOMBRE COMPLETO Phil González
NICK EN REDES SOCIALES Twitter: philgonzalez

Facebook: personal

Linkedin: Philippe.gonzalez

Instagram:  philgonzalez

 

¿Cuánto tiempo lleva en el sector desde sus comienzos?  Creo que tocar a algo de internet, empecé realmente en el 1996 o 1997 o así, aunque ordenadores los empecé a tocar en el 85 u 87. Tenían solo un color de pantalla, el verde y pocas funciones. En el mundo digital ya fue por el 2000.

¿Ha cambiado mucho desde que sus inicios? Pues mucho. Hace 20 años, la capacidad de almacenamiento, procesamiento, distribución y visualización de la información era muy limitada. Mandabas un mail, unos datos pero cuando se juntaban 4 fotos en un envío, se te “petaba” el módem. Aunque en esa época ya teníamos algunos antepasados de las redes sociales (los foros de Telépolis por ejemplo), no tenían ni la flexibilidad, ni la privacidad, ni la ergonomía de hoy. Y por supuesto, no había buscadores donde encontrar qué contenidos estaban disponibles en Internet… Tenías que enterarte de boca a boca.

Cuéntenos de tus comienzos, de sus inicios. Recuerdo cuando empezamos a trabajar en mi primera empresa (Norauto) con sistemas informáticos que nos permitían conectar nuestros ordenadores de las tiendas con los de la central y con proveedores. Fuimos lentamente pasando del fax al mail. Era una tienda del grupo Alcampo y nos permitía agilizar toda la comunicación de datos, resultados, inventarios etc. Empezamos a recabar información del usuario cuando venía a la tienda, a dejarnos su coche para que se lo arreglásemos, tomar nota de sus preferencias y crear perfiles de clientes en condiciones. Lo que hoy se llama CRM existe ya desde hace más de 20 años. Luego en el 1998 empecé a desarrollar unos catálogos electrónicos de piezas de recambio para una multinacional y fue la primera vez que los clientes podían consultar artículos y pedirlos on-line. Era ya E-Commerce. Fue en el 2000 cuando me incorporé a una Start-up naciente (www.autocity.com) y donde me metí más en el internet de masas. Era el inicio de mi carrera en el internet B2C y con la venta de la pequeña compañía a una operadora, recalé en una empresa francesa, Orange. Vi el desarrollo y muerte de las primeras redes sociales, de Myspace, del monstruo de Youtube, de la llegada de la fotografía desde el móvil y las primeras retransmisiones en directo de un evento través de smartphones. ¡Me acuerdo retransmitir una final de Roland Garros y tener a unas 500 personas conectadas, era todo un éxito para nosotros!

Recuérdanos ese momento clave de su carrera o trayectoria. Ha habido muchos momentos, entre ellos, el de venirme  a vivir a España tras acabar mis estudios en Francia. Sabía que aquí viviría más feliz y más cercano a mis raíces extremeñas. Pero si pienso en un día concreto, creo que fue el día que, a pesar de ser director de marketing de una empresa del mundo automóvil, de tener un trabajo que me gustase, una carrera acomodada y con futuro, un buen equipo y un buen sueldo, elegí lanzarme a la aventura de internet. Lo dejé todo por crear una Start-up donde no sabíamos que pasaría en los 6 siguientes meses y donde no teníamos ninguna seguridad, ni de empleo, ni de sueldo, ni de porvenir. A pesar de todo, siempre he seguido mi intuición y así lo hice, era el año 2000.

¿Es importante en su sector apostar por la innovación?. Por supuesto. De hecho pienso que ya no hay ningún sector de actividad que lo pueda evitar y no deba apostar por la innovación. Puedes estar fabricando tornillos industriales y ser el líder mundial que siempre deberás apostar por innovar a nivel de materiales. Incluso si llegas a un “tope” de calidad de producto, siempre habrá un camino de innovación en procesos de producción, de optimización de fabricación, satisfacción de tus empleados o de tus clientes, en términos de marketing en redes sociales por ejemplo, donde aún muchas empresas no están.

Defínase profesionalmente. Soy un todo terreno. Empecé en la gran distribución en uno de los mayores grupos mundiales (Alcampo) luego me pase al B2B en el sector industrial de la automoción, luego salté a Internet sin saber cómo acabaría. Vinieron las apps, el marketing digital hacia el gran público y me dedique a promocionar series y programas de éxito a nivel mundial; ahora soy un profesional independiente. A veces soy consultor, escucho a la gente, doy charlas, imparto clases. Escribí un libro el año pasado sobre Instagram que se llama “Instagram, ¡Mucho más que fotos!”; ahora debo escribir la segunda parte con las últimas innovaciones de la aplicación. Siempre he sido un autodidacta, inquieto y de mente abierta. Me han interesado muchas cosas muy diferentes de la vida, pero todas tenían algo en común, unir a la gente.

¿Qué ofrece su empresa a sus clientes? Actualmente ofrezco sobre todo servicios relacionados con la promoción de las empresas y sus marcas a través de las redes sociales, y en particular, Instagram. También imparto charlas sobre este mundo que nos rodea y que lleva las empresas a digitalizarse.

¿Cuál es su relación con el consumidor de hoy en día? Diaria. Estoy rodeado de amigos, familias, clientes y todos son consumidores. Una de las cosas que siempre me llamó la atención es mi intuición a saber que algo funcionará y otras cosas que no. Nunca he apostado mucho dinero ni en bolsa, ni en inversiones en las cuales no estoy directamente implicados ¡Si lo sé, hubiera invertido en Instagram nada más lanzarse!

Cuando acude un cliente por primera vez a Ud., ¿qué es lo primero que hacen? Suelen estar estupefactos por lo que conseguimos montar con Instagramers, con muy poca inversión y con una buena idea, escalable. Una comunidad mundial con un logo único que ahora comparte una filosofía en más de 80 países. Suelen haber oído hablar de mí, por la tele, la radio o un amigo. Suelo escucharles primero, luego recomendarles lo que creo que deberían hacer. En algunos casos, es: “no hagas nada” o “no es el momento, no es adaptado para ti”. Como decía Steve Jobs, es tan importante saber decir un “no” que un “si”.

Diga, ¿qué es lo que más le gusta de su profesión? ¿Y lo que menos?  Lo que más. Que solemos ser gente flexible y abierta a cualquier cosa nueva, ya que nuestra vida en el mundo digital está expuesta en cualquier momento a cambiar de sentido. Lo que menos, pues que somos unos estresados y no nos tomamos el tiempo para escuchar, ni hablar, ni a nuestros clientes, amigos y menos a nuestra propia familia. Esto es parte de mi próximo libro.

¿Cómo está actualmente el sector? ¿Cuál será el futuro del sector, según su opinión? ¿En qué se debería mejorar? El sector digital está muy revuelto porque siempre lo ha estado y siempre lo estará. Va todo tan rápido que puedes perder el tren en cualquier momento. Hubo una ola de foros, una ola de webs, una ola de blogs, una ola de apps. Va todo cambiando tanto. Lo último que puedo decir es que hay una cierta tendencia a que la gente se quede en redes sociales y no vaya más a las webs y que el número de apps que se lanzan, también se están viniendo abajo. A nivel de publicidad pues la programática está haciendo mucho “daño” a otras formas de publicidad, está lastrando a muchos grupos editoriales que ya habían sufrido lo suyo para tomar la curva digital. Todo muy complejo la verdad.

¿Podría adelantarnos algo de su proyecto futuro o más inmediato?  Aparte de mi próximo libro sobre Instagram y su parte de entretenimiento, preparo un libro sobre Mindfullness para el 2018. Este último  proyecto es todo un reto, me interesa particularmente porque llevo años queriendo sacarlo adelante. Por fin, una editorial (Anaya) ha apostado por apoyarme y si todo sale bien, estará a la venta en la próxima primavera. ¡Ah! y se me olvidaba, estoy investigando desde hace unos años sobre todo lo relacionado con V.R (realidad virtual) y seguro que sale algo por ahí.

¿Cuál es su máxima o premisa más importante para Ud.? Si tienes una empresa o tu mismo quieres ser feliz en tu vida, practica las “4 HU” que apostillo en mis charlas. Ser Humano, Humilde, tener sentido del Humor y tener un lado Humanitario.

¿Díganos qué hace cuando no está trabajando? Últimamente, solo trabajo. No encuentro el momento de no estar haciendo nada. Este verano un amigo en la playa me decía: “deja de trabajar”; pero es un cliente, una agencia te escribe en pleno mes de agosto y te dice: “es para hoy”. ¡Espero un día tomarme un descanso!

¿Dedica a su actividad demasiado tiempo? Si, pero estoy feliz así, de momento.

Un consejo para alguien que piense en lanzarse a abrir su empresa en su sector. Tener mucha fe, muchas ganas, pasión y dedicación. Hay que estar dispuesto a dedicarle toda una vida (no solamente durante los horarios laborales) porque una empresa en el sector digital, nunca cierra.

 

 CUESTIONES  EXPRESS

UN COLOR: Azul
UN LIBRO: El punto clave (The tipping point) de Malcom Gladwell.
UNA FLOR: Una margarita
UNA CANCIÓN: “I follow rivers” de Lykke Li.
UNA BEBIDA: La horchata.
UN AMULETO: El templo de Debod que veo desde la ventana. Uno de los sitios con más energía positiva de Madrid.
UN LUGAR PARA VIVIR: Madrid
UN LUGAR PARA TRABAJAR: Mi casa
MONTAÑA O COSTA Soy de familia de la sierra de Gredos y enamorados de sus gargantas y naturaleza pero no puedo pasarme del mar.
DULCE O SALADO: No pueden vivir el uno sin el otro.
BESO O ABRAZO: Los suelo practicar a menudo.
SU FRASE PREFERIDA “Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer algo, lo hago en cuanto antes” Picasso.