555 Views |  Like

Sol sí… pero con mucho cuidado.

Moadiario chica al sol

El astro rey, el sol.

Somos afortunados. Vivimos en una tierra bendecida por días de sol durante casi todo el año. Eso atrae a turistas de todas partes del mundo, y hace que nosotros, los canarios, podamos lucir buen tono del piel cuando el resto está aún en “modo fantasmal”. Pero, ¿sabemos proteger la piel? Aunque parezca mentira, no. Todavía somos muchos los que exponemos nuestra piel al sol sin ninguna protección, aún sabiendo el daño que eso causa. Así que voy a recordar, primero, los daños del sol en la piel y, segundo, hablarles de la protección solar.

Los daños del sol en la piel.

Lo primero que debemos saber es que el sol es uno de los motivos principales para el envejecimiento prematuro de la piel. Tanto los rayos UVB como los rayos UVA invaden las células y, tras una larga exposición, pueden producir quemaduras. Aunque la piel se regenera constantemente, con el paso de los años esta regeneración se hace de forma más lenta, y se reduce la elasticidad de la piel, la reseca y cuartea. A esto se suma la aparición de manchas y pecas, que contribuyen a tener un aspecto más irregular.

Moadiario gente al sol en la caleta

Esto en cuanto al aspecto estético. Sin embargo, lo más importante es la salud, y no está de más recordar que la exposición al sol sin control provoca cáncer de piel. Hay de diversos tipos pero, sin duda, el más peligroso es el melanoma. Hace escasos días, lAcademia Española de Dermatología y Venereología alertó del aumento de los casos de cáncer de piel a nivel mundial con más de 22.000 muertes por melanoma cada año en Europa y 4.000 nuevos casos diagnosticados en Españaal año. Parece mucho ¿verdad? Lo es, pero -aquí viene la buena noticia-, el 80% de los casos ¡Se puede prevenir!

La protección solar clave para el bienestar.

Está en nuestra mano no seguir incrementando las estadísticas, y lo más fácil es tener siempre a mano un buen protector solar. Hemos aprendido que cuanto antes empecemos a protegernos, mucho mejor, y es habitual ver a niños embadurnados de crema en las playas, mientras que sus padres obvian ese paso y se achicharran al sol. Todos necesitamos protección solar. Mucho mejor si es una específica que actúe contra los rayos UVA y UVB, cuya permanencia en el agua ser mayor en el tiempo. Sobre niveles de protección, siempre por encima de FPS 30. Eso significa que tardaremos 30 veces más en quemarnos que si no lleváramos protección puesta. Y sumemos a todo esto la sombra, ya sea de gorras, sombreros o sombrillas. Nunca está de más.

Moadiario chico en el agua skate al sol

Como tampoco lo está recordar que el sol no nos da sólo en la playa, sino durante todo el día: caminando por la calle, conduciendo, en una terraza tomando algo… Así que aplicar un filtro solar es el último paso siempre para el cuidado óptimo de nuestra piel. Con el paso del tiempo, nuestro aspecto pero, sobre todo, la salud lo agradecerá.

Les dejamos un video de concienciación sobre la importancia de lo comentado en este artículo.

Cuéntanos tus rutinas de prevención al daño solar.