1332 Views |  Like

Feliz San Valentín, disfruta del amor

Ayer nos enseñaron una foto que tiene un simbolismo precioso y adecuado a esta fecha tan señalada, les contamos la historia del

anillo claddgh moadiarioAnillo de Claddagh, tiene su origen hace 300 años en una antigua aldea pesquera en Claddagh, a las afueras de la ciudad de Galway, en la costa oeste de Irlanda, donde por primera vez fue fabricado y diseñado en el siglo XVII. Se entrega como símbolo de noviazgo, amor o como arra nupcial.

Se cuenta que el joven Joyce, habitante de Galway, estaba viajando hacia las Indias Occidentales cuando el navío donde viajaba fue asaltado por los piratas moriscos y todas las personas que viajaban fueron capturadas y vendidas como esclavos.

Joyce fue vendido a un orfebre, que le enseñó su arte. En poco tiempo Joyce superó al maestro y cuando William III, Rey de Inglaterra, obtuvo la liberación de todos los rehenes, el orfebre no dejó que Joyce se marchara. Le propuso casarlo con su única hija y entregarle la mitad de sus bienes a cambio de la promesa de Richard Joyce para que siguiera trabajando con él. El irlandés rechazó la oferta y volvió a su casa donde lo esperaba su prometida, por la cual, durante su cautiverio, había realizado el primer anillo de Claddagh en oro, símbolo del amor que sobrevive a pesar de la distancia.

Joyce, después de casarse, empezó a trabajar explotando todas las habilidades aprendidas gracias al orfebre morisco y abrió una joyería en Galway, donde empezó a producir los anillos de los enamorados en oro, plata y bronce. Hoy día los ejemplares hechos por él -verdaderas obras de arte- llevan grabadas sus iniciales RI, y muchos de ellos se conservan en el “National Museum of Ireland” de Dublín y en el “Victoria and Albert Museum” en Londres.

Símbolo de amor, de amistad y lealtad – respectivamente el corazón, las manos y la corona- los anillos de Claddagh fueron el ajuar de la esposa, regalo que las madres daban a sus hijas en el día de su boda. Con el tiempo el significado de estos anillos aumentó, hasta representar el único vínculo con la familia y la patria durante la gran hambruna que golpeó Irlanda y obligó la mayoría de la gente a emigrar.

Es importante recordar también que el anillo de Claddagh fue el único anillo irlandés que llevó la Reina Victoria y Enrique VII, y en 1956 se creó una copia exacta en mármol de Connemara como regalo para la boda del Príncipe Raniero de Mónaco y la Princesa Gracia.

De simple promesa de amor de un joven orfebre, a todo un símbolo tradicional de amor y amistad, de afecto y fidelidad, el anillo de Claddagh es todavía hoy uno de los símbolos de la cultura irlandesa.