Hoy he vuelto a llorar

2
127
Mano de bebé con su madre

Hoy he vuelto a llorar.
Llorar después de más de 22 años desde aquella situación.
A veces, la vida nos pone situaciones, libros, películas o series para que podamos volver a esos puntos de dolor que tenemos ocultos para resolverlos.
Hoy he vuelto a llorar por aquellas pérdidas.
Las pérdidas de dos embarazos que no desarrollaron latido fetal. No querían nacer, estar presentes en ese momento de mi vida y hoy me he dado cuenta que era algo que no había resuelto conmigo misma… mi dolor.
En esta sociedad y específicamente entre las mujeres hay temas que siguen siendo tabú: la regla, la menopausia, el aborto, el disfrute sexual y muchos más.
Y por supuesto situaciones, como cuando te quedas embarazada, te realizas todas las pruebas, dan positivo y vas al ginecólogo emocionada a tu primera ecografía; entonces te dice que no hay latido fetal… En ese momento, dejas de escuchar y empiezan los porqués, algún razón debe haber, pero da igual, nadie te cuenta como eres capaz de sentirte culpable como si hubieras hecho algo para dañarlo; aunque te repitan 100 veces que hay un tanto por cierto de las mujeres a las que les sucede y no pasa nada, puedes volver a intentarlo, eres joven.
Esa culpabilidad está ahí, eres tú la que falla, la que no está a la altura.

¿De verdad que no pasa nada?

De verdad nos hacen creer que te envían a realizar un legrado, reposo y cuidados durante 2 meses y que todo está bien. Cuando tu cabeza no deja de preguntarte que has hecho mal o por qué ha sucedido o si volverá a pasar…
El cuerpo se recupera pero… ¿y las cicatrices del alma?
En esta ocasión era tan solo de 8 semanas. Podrían haber esperado a que sucediera un aborto espontáneo pero es mejor realizar el legrado para que no queden restos y evitar riesgo de infección.
Después de unas semanas de convalecencia mental, ya que al ser joven la física fue más rápida, la vida continua, todo pasa, todo sigue adelante. Ya pasó.
Al par de meses después, otro intento … fallido… en esta ocasión con 12 semanas, esperando más semanas para ver si algo cambiaba… pero no… mi cabeza iba a explotar. Repetir todo de nuevo, con resignación, con decepción, frustración, aceptación, realidad… era joven, sana y con una vida por delante… deja que todo fluya… pero mis cicatrices del alma siguen ahí. Las tapamos, las metemos en un arcón con cerradura y candado.
Tres meses después volví a quedarme felizmente embarazada…
Todo llegó a término, con un embarazo de alto riesgo y todo perfecto.

Hoy aleatoriamente podríamos decir, he recordado esos momentos de incertidumbre, sola, aunque estuve acompañada, volví a sentir ese dolor, dentro, en el fondo del arcón de mi alma… ese dolor era mío. Nadie lo entendía porque no lo sufrieron, sin poderlo hablar con ninguna persona que lo hubiera padecido, sin poder desahogarme por lo mejor para sentirme arropada.


Sin embargo, hoy he llorado y he desatado el nudo. Me he liberado.

Por eso quiero dejar el aprendizaje de que todo en la vida nos deja cicatrices. Unas visibles y otras que no, pero todas hay que cuidarlas, darles tiempo a sanar, reconocerlas, aceptarlas y amarlas porque todo tiene una razón de ser.
Y si tú te sientes identificada con cualquier situación que te haya sucedido, busca a “tus personas”, esas que hayan pasado por tu misma situación para que te ayuden a curar tus cicatrices del alma.


¿Conoces a alguien que haya pasado una situación similar?
Compártele este texto, porque estoy segura que le servirá y a lo mejor, es el momento de curar su dolor.


Espero tu comentario, tu aportación y tu opinión sobre este tema.
Pd. Especial agradecimiento a Maddy, SpanglishMaddy, por el empujoncito final para publicarlo.

Aquí puedes escuchar la locución de este artículo por la autora de la web:

Formato de audio post de este artículo

2 Comentarios

  1. Mi querida Elena ! Te abrazo fuerte y al mismo tiempo orgullosa de que hayas dado el paso y plasmaras esa experiencia como lo has hecho. Gracias a ti por abrirle las puertas a otras mamás para que compartan sus experiencias. Te quiero 😘

  2. Wow estas segura que. o te conte esta parte de mi vida? Han pasado 26 años y lo vivo y me sigo preguntando como serials esa vida.. con Nadie lo converso porque responden , no habia nada 😢 Pero ese nada para mi es una Laguna que nunca desaparecera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.