¡¡Qué vulnerable somos!!